SE INVERTIRÁN US$ 120 MILLONES EN EL AEROPUERTO DE CHINCHERO DURANTE 2017

logotipo_kunturwasi_cmyk

Diario Correo, 2 de diciembre de 2016. En unos días se tendrá cerrado el documento de la adenda que se incorporará al contrato de concesión del aeropuerto de Chinchero, por lo que a mediados de enero se pondrá la primera piedra del terminal aéreo internacional, adelantó Carlos Vargas Loret de Mola, presidente del directorio de Kuntur Wasi. De otro lado, Aeropuertos Andinos del Perú, invertirá $120 millones para ampliar el terminal del aeropuerto de Arequipa, con capacidad de atender a cinco millones de pasajeros.

 

“Se ha conversado y llegado a un acuerdo verbal con el Ministerio de Transportes y Comunicaciones y con OSITRAN, para destrabar el proyecto y sacarlo adelante. Estamos escribiendo una adenda al contrato de concesión que permitirá iniciar las obras muy rápidamente, ojalá en enero. Queremos terminar de redactar, de negociar y cerrar el documento en la quincena de diciembre. En unos días, el documento estará terminado y cerrado con el MTC para iniciar obras y poner la piedra el 15 de enero, y hacia fines de febrero o marzo, cuando termine el periodo de lluvia en el Cusco, comenzar con fuerza las obras”, precisó.

Explicó que en febrero y marzo se harían las obras preparatorias para el campamento, pues todo está previsto para que sea así porque ya no habría otros obstáculos en el proceso. Por el contrario, las partes encontraron una solución que beneficia al Estado.

Vargas Loret de Mola dijo que con esa adenda se modificará la forma en que el Estado pagará US$265 millones, monto que es el factor de competencia que se moverá. “El gobierno tenía una forma de pagar, su compromiso asumido en el contrato, que lo hacía onerosa para el Estado. Se aplicará una fórmula que sea más eficiente para los dineros públicos; el Estado ahorra dinero y saca el proyecto adelante”, agregó.

Añadió que Chincheros demandará una inversión de US$ 500 millones, en cinco años de construcción, pero en el 2017 se desembolsarían entre 100 millones y 120 millones de dólares, llevando beneficios a la población del Cusco y al país. Los accionistas aportarán US$ 120 millones y el Estado aportará US$ 265 millones más el movimiento de tierra.